La CUP, unilateralidad y resistencia contra el 155

La CUP considera estas elecciones como “ilegítimas”. La campaña electoral se ha planteado con tres líneas muy claras, la construcción de la República Catalana, el inicio de un proceso constituyente, y la puesta en marcha de un paquetes de medidas llamados decretos de la dignidad.

POR XAVIER OLIVA

CRÓNICA // La CUP comenzó la campaña de forma simbólica. Eran las 23:30 de la madrugada del 4 de diciembre. Aquel acto de inicio se llevó a cabo ante las puertas del IES Jaume Balmes, situado en el cruce de Pau Claris y Consell de Cent. Una comitiva de candidatos y militantes, llevaron a las rejas del centro claveles en homenaje a la “resistencia” de la gente durante el referéndum del 1 de octubre ante la actuación de la Policía Nacional. Acto seguido comenzaba el primer acto de campaña, lleno de periodistas, pero con muy poca presencia de militancia.

“Nuestra campaña es de lucha y resistencia contra este golpe de estado” decía Carles Riera en referencia a la puesta en marcha del artículo 155. Y de esa forma planteó la campaña electoral la CUP, una campaña de resistencia contra unas elecciones a las que han calificado en todos los actos de “ilegítimas”. Durante estos 15 días se han recorrido toda la geografía catalana repartiendo ese mensaje y el de los decretos de la dignidad tan empleados en el discurso de Vidal Aragonés o el del feminismo protagonizado por Maria Rovira.

La CUP no plantea su liderazgo en una persona en concreto. Los líderes son los militantes y las organizaciones de base son su centro neurálgico. A diferencia del resto de partidos, Carles Riera no ha sido el protagonista. Ha sido uno más y no estaba presente en todo. Los actos no eran solo los que pronosticaba la agenda de prensa; cada agrupación local ha llevado a cabo diferentes actos. Esto la ha convertido en una campaña totalmente descentralizada.

Las cosas claras: La República Catalana es incuestionable

Sus mensaje era claro: La unilateralidad y la construcción de la República Catalana son condiciones sine qua non para apoyar un gobierno independentista. Riera fue directo en el acto central del 10 de diciembre en Barcelona, “a JxCat y ERC les queremos decir que por favor no vuelvan al autonomismo, les exigimos por respeto al 1 de octubre hacer república”. En ese mismo acto, David Fernández le respondió a Pablo Iglesias su acusación de haber despertado el fascismo: “Nosotros no lo hemos despertado en un país en el que nunca se fue a dormir”, un mensaje que han repetido prácticamente todos los candidatos. Esa no fue la única crítica que recibieron los comuns en aquel acto, Mireia Boya hablando sobre el proceso constituyente que propone la CUP dijo que es el mismo “al que han renunciado”.

Tampoco han salido indemnes los partidos constitucionalistas. Sobre el PSC, Albert Botran dijo: “De los tres del 155 hay uno que quiere pasar desapercibido. No olvidamos y no olvidaremos”. Sobre Ciudadanos y el Partido Popular todos los mensajes acababan llegando a la misma dirección: ellos eran los responsables directos de la aplicación del 155.

Una campaña en lucha

La marca reivindicativa de la casa también ha estado presente en la campaña. El primer día, la CUP se presentó ante la Ciutat de la Justicia en Hospitalet para dar apoyo Eudald Calvo, alcalde de Argentona que debía declarar por su actuación ante el 1 de Octubre. Al día siguiente, Vidal Aragonés y Natàlia Sánchez dieron un discurso frente a la sede de Fecsa Endesa donde hablaron de pobreza energética, un día más tarde Maria Sirvent respondió a los medios frente a Delegación del Gobierno, donde se reunieron miembros de Arran llamados a declarar ante la justicia por okupar la sede del PP.

Maria Sirvent participó en un acto de Arran frente a Delegación del Gobierno
Maria Sirvent (CUP) junto a Mar Ampurdanés (Arran) en un acto delante de Delegación de Gobierno

El partido ha sabido emplear bien la fuerza de sus voces internas. David Fernández y Anna Gabriel han estado presentes en los principales actos de campaña, los anteriores portavoces del grupo en el Parlament han sido figuras centrales en la campaña. Como dos estrellas que salen al escenario, sus discursos eran aplaudidos con especial énfasis.

La CUP se enfrenta a unos comicios excepcionales. En 2015 obtuvo diez diputados, en una coyuntura marcada por el procés y unas elecciones que se definieron como plebiscitarias. En estas elecciones las encuestas les marcan una pérdida de escaños. ¿Será capaz la CUP de repetir resultado? Carles Riera decía en una entrevista en TV3 que sería una victoria.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: